Prensa

Nanta celebra su I Simposio Recría con Prima con más de un centenar de profesionales de vacuno de le


Nanta organizó el 28 de marzo en Santiago de Compostela el I Simposio Recría con Prima centrado en el bienestar de las terneras durante la etapa de la recría. Celebrado con la colaboración de la empresa de salud animal Zoetis, el Simposio reunió a cerca de 140 profesionales del sector vacuno de leche que acudieron de manera presencial a la jornada en Santiago, además de un alto número de usuarios que siguieron el Simposio de manera online en directo a través de la página de Recría con Prima en Facebook (@RecriaNantaPrima).

 

 

El calostro: “oro líquido”

Destacados expertos, tanto internacionales como nacionales, de alto nivel participaron en la jornada. En primer lugar, Leonel Leal, investigador en el Centro de Investigación de Rumiantes de Nutreco y miembro de la Wageningen University & Research, con la premisa de “el metabolismo puede ser programado” realizó un abordaje teórico de la epigenética, es decir, el estudio de los mecanismos que regulan la expresión de los genes sin una modificación en la secuencia del ADN. De esta forma, existen factores ambientales, por ejemplo, la alimentación en un periodo concreto de tiempo, que inducen cambios epigenéticos, es decir, se producen modificaciones químicas en el ADN, no secuenciales, pero permanentes y heredables, que hacen que se expresen o silencien determinados genes. En vacuno lechero cada vez se sabe más sobre la epigenética y cómo condiciona la productividad futura del animal. Así, según explicó el experto, “la epigenética influye en el desarrollo del vacuno lechero: en el inicio de la pubertad, en la supervivencia hasta el primer parto, en la reducción de la edad al primer parto y en la producción de leche futura”.

Se sabe que el 22 % de la producción de leche en la primera lactación está condicionada por la ganancia media diaria en los dos primeros meses de vida. Por lo tanto, con una nutrición específica en este periodo de tiempo, conseguiremos aumentar la producción de leche. “Todo empieza con el calostro” – expuso Leal, al que denominó “oro líquido” – “Estando comprobado que un consumo inadecuado de calostro reduce la producción láctea de toda su vida”.

El programa Prima utiliza los conocimientos de epigenética para conseguir una mayor producción de leche desde la primera lactación, y así lo demostró Leal con los resultados de un estudio longitudinal con Prima que refleja que tasas de crecimiento más elevadas, desde el nacimiento hasta los 9 meses de edad, resultan en una reducción en la edad al primer parto, en un aumento en la producción de leche y en efectos en la longevidad del animal, con supervivencias hasta los 5 años.

La implementación práctica en el campo de la teoría abordada por Leonel Leal fue abarcada por Fernando Soberón, National Tech Transfer Manager en Nutreco en Estados Unidos. El experto mostró como el potencial genético, la nutrición, la presencia de enfermedad (salud) y el manejo influyen en el resultado final que obtendremos para nuestros objetivos. “La meta de la recría es obtener una vaca sana que produzca la mayor cantidad de leche durante su vida productiva,”- expuso Soberón – “y para ello la nutrición pre-destete y en concreto el calostro, así como la condición corporal, son clave por sus beneficios y efectos sobre la vida de la futura vaca”.

La influencia del bienestar animal en la producción futura

A continuación, Emily Miller-Cushon, profesora asociada en la Universidad de Florida, centró su ponencia en la importancia del bienestar en la recría de terneras. La experta explicó cómo los diferentes patrones de comportamiento de las terneras responden a aspectos del manejo y el entorno, y se relacionan con otras medidas de bienestar. De esta forma, abordó cómo la sociabilización, el agrupamiento de las terneras, la alimentación y la presencia o no de forraje, entre otros, influyen en el bienestar de la ternera.

Como principal conclusión, Miller-Cushon recordó que el manejo enfocado en la mejora del bienestar, mediante la reducción de las experiencias negativas y permitiendo la alimentación natural y comportamientos sociales, también repercute en una mejora del rendimiento y ganancia de peso. “Se ha demostrado que las experiencias positivas en la vida temprana de las novillas” – argumentó - “tienen beneficios a largo plazo, entre los que se incluyen mejora del crecimiento, reducción del estrés, mayor capacidad para hacer frente a los futuros cambios en el manejo, y un mejor desempeño en la lactancia”.

Selección de animales por su potencial genético

Christian Koch, de Hofgut Neumühle, Centro de Investigación y Educación para la ganadería, centró su exposición en la importancia del calostro en la inmunidad y en el desarrollo gastrointestinal de las terneras. Para Koch el calostro es una herramienta de la madre para apoyar el inicio de la vida extrauterina de sus hijos, conteniendo, además de altas cantidades de nutrientes, otros factores clave en la maduración intestinal del animal. “Los factores de crecimiento del calostro como IGF-I u hormonas como la insulina, pueden actuar a través de receptores específicos en la mucosa intestinal del neonato estimulando la proliferación celular, la diferenciación celular y la síntesis de proteínas”, explicó. Los terneros alimentados con calostro presentan unos niveles plasmáticos mejorados de glucosa, insulina e IGF-I que favorecen los procesos anabólicos, potencia el crecimiento y el almacenamiento de energía.

Por último, Nacho Peón, veterinario del Servicio Técnico de Rumiantes de Zoetis, trató en su ponencia la selección genómica, y más concretamente presentó CLARIFIDE Plus, una innovadora prueba genómica que permite clasificar a los animales en base a su potencial genético, seleccionando aquellos más rentables en función de su salud, rendimiento y beneficio. “Mejorar la salud y el bienestar animal a través de la selección genómica presenta una oportunidad para ayudar a manejar las enfermedades y mejorar la rentabilidad de la explotación”, dijo Peón.

Con jornadas como estas Nanta contribuye a informar y formar a los veterinarios y productores sobre aquellos aspectos clave que inciden directamente en la mayor eficiencia y rentabilidad de sus explotaciones.

 

Acerca de Recría con Prima

En Nanta, preocupados por el bienestar animal de las terneras, trabajan junto con los ganaderos en establecer unas prácticas de alimentación basadas en mantener un buen estado de salud, en mantener el estado fisiológico de los animales y en minimizar la incidencia de enfermedades.

El programa de recría de terneras Prima determina cuatro conceptos básicos para el bienestar y el futuro de estas: el calostro, la lactancia, el destete y los cuidados. El objetivo último es lograr el máximo desarrollo de la ternera durante sus dos primeros meses de vida y, en consecuencia, impulsar y mejorar la rentabilidad de la explotación.

Más información en www.programaprima.es y en la página Recría con Prima en Facebook (@RecriaNantaPrima).