Prensa

Nanta con la cunicultura: Jornada técnica “Anticiparse para avanzar”


En muestra de su apoyo al sector cunícola español, Nanta organizaba el pasado día 14 de junio en la Facultad de Veterinaria de León, un encuentro para analizar la importancia de la prevención y anticipación en la obtención de resultados y el éxito de estas explotaciones.

Durante el mismo, Óscar Gorostiaga, director regional de Nanta en Castilla y León, mencionó el momento de cambio que está atravesando la cunicultura, destacando el reto que supone la obligada reducción del empleo de antibióticos y “la oportunidad -dijo- que ofrecen encuentros como este para consensuar alternativas de trabajo que aseguren la viabilidad futura del sector productor cunícola en nuestro país”.

Francisco Javier González, veterinario de Nanta especialista de cunicultura en Castilla y León, habló sobre el concepto ‘One Health’, es decir la perspectiva global que ha de integrar en “una sola salud” la humana y la de los animales, buscando soluciones de forma conjunta a los problemas comunes y contemplando también la relación de ambas con el medio ambiente.  “Un enfoque global -afirmó- que se va imponiendo poco a poco y acaba por tener repercusiones locales en las propias granjas y en el trabajo diario de los profesionales veterinarios de campo”.

Entre estas repercusiones, el experto mencionó el uso prudente de antibióticos como imposición, primero legal, y después, comercial; y abogó por la idea de, la solución realmente pasa por la concienciación de todos y de que “otra forma de producir es posible”. “Un modelo productivo -explicó- basado en la auditoría previa de cada explotación y en trazar un plan de mejora continuo para prevenir la posible aparición de procesos infecciosos y, con ello, evitar en la medida de lo posible el uso de antibióticos”. Finalizó su intervención animando a los presentes a entrar en la web de Nanta, www.nutricionsostenible.com, en la que se puede solicitar una auditoría de la granja y encontrar mucha información útil para poner en práctica un nuevo modelo de producción.

La bioseguridad en granja, un arma fundamental para la reducción del uso de antibióticos

Ricardo Serrano, director técnico de SADA en la zona norte de España, habló sobre bioseguridad, como arma fundamental contra las enfermedades, poniendo como ejemplo el sector avícola y detallando los puntos de mejora en esta área en las granjas de conejos. Lo hizo de forma pormenorizada y dejó muy claro que la producción cunícola tiene mucho por hacer y que, cuanto antes empiece, mejor se podrá adaptar a las nuevas y duras condiciones de producción con uso limitado de antimicrobianos.

Más tarde Manuel Marco, jefe de producto de Cunicultura de Nanta, expuso las principales herramientas para un manejo racional de los antibióticos. Argumentó que debemos de cambiar nuestro modo de pensar para poder trabajar con sistemas productivos estables y predecibles, señalando las ventajas de usar un sistema de racionamiento inteligente (PLC), para la mejora de la eficacia digestiva en los conejos de engorde y con el fin de prevenir la aparición de procesos de enteropatía. “Se trata de un mecanismo de precisión -concluyó-, capaz de combinar el potencial genético, las condiciones de la nave, las dietas empleadas y el riesgo sanitario para establecer estrategias de alimentación específicas para cada granja”.

Además, el ponente entrevistó a Iván Alcalá, cunicultor de la zona de Requena, que fue de los primeros productores en implementar un sistema PLC de Nanta en su explotación. A lo largo de dicha entrevista se fueron desvelando las dificultades para cambiar un sistema de gestión de la alimentación, la evolución positiva en cuanto a mejora de la propia herramienta y, lo mejor, las ventajas productivas del sistema, que podemos resumir en un mejor índice de conversión y una disminución de los problemas digestivos en cebadero, acompañados de una menor mortalidad.

Nanta muestra, con acciones como esta, su compromiso con el futuro y la viabilidad de las explotaciones cunícolas españolas, poniendo a su disposición los mejores sistemas de gestión (PCLs), el mejor equipo técnico especializado en esta área, y los piensos más idóneos según el estado fisiológico de los conejos; todo ello con el propósito de apoyar el crecimiento y desarrollo sostenible del sector cunícola.