Los cuidados

Son todos aquellos puntos que hacen referencia  a medio ambiente, sanidad, manejo, higiene y entorno social que, en caso de no estar controlados, repercuten negativamente sobre el bienestar de la ternera. El programa Prima es la clave para lograr el máximo desarrollo de la ternera durante sus dos primeros meses de vida.

Unable to watch video

Please change cookie settings to watch this video.

Change cookie settings

En la recría de novillas, futuras vacas lecheras, además de todo lo recomendado respecto al encalostrado, la lantacia y el destete, hay que considerar un conjunto de recomendaciones generales que reuniremos en un grupo amplio al que llamamos: Cuidados. En este “cajón” reunimos recomendaciones respecto a las condiciones de manejo y control medio-ambiental que influyen en el crecimiento de la ternera joven y que consideramos esenciales para que crezca de una manera adecuada. Exploramos y definimos requisitos mínimos a alcanzar en los siguientes apartados:

  1. Sanidad y profilaxis
  2. Higiene y limpieza
  3. Agua
  4. Pienso estárter
  5. Forraje
  6. Instalaciones
  7. Socialización

Sanidad y Profilaxis

En la ternera recién nacida son particularmente importantes las patologias de origen rerspiratorio (Síndrome Respiratorio Bovino) y gastrointestinal (diarreas neonatales) que deberán ser objeto del programa vacunal de la granja, sin prejuício de otras enfermedades virales y parasitárias comunes en explotaciones lecheras, que deberán ser también consideradas.

Higiene y limpieza

La paridera es el lugar donde todo empieza y donde la ternera es más vulnerable en su primer momento de vida, independiente a los agentes infecciosos ambientales debido a su incompetencia inmunitaria. Por tanto al principio, esta deberá ser el centro de toda la presión de higienización en granja.
Ya en su fase de lactancia son particularmente importantes las medidas de higiene asociadas a la limpieza regular de todos los utensílios asociados a la distribuición del lactorreemplazante, del agua y del pienso estárter, como condición indispensable a la calidad microbiológica de los mismos y a la manutención al mantenimiento de la salud de los animales. Entre grupos de animales, los boxes / patios deberán ser sometidos a desinfección / vacios rigurosos de forma que se “corten” los principales agentes infecciosos que pudiesen quedar de otros animales que hubiesen estados alojados previamente.

Agua

La disponibilidade de agua de bebida es fundamental para la supervivencia inmediata de la ternera lactante y para el adecuado consumo de alimento sólido y su preparación para el destete. Su calidad microbiológica es un punto clave en la manutención el mantenimiento de la salud de los animales. 

Pienso estárter

Se recomienda el uso de una mezcla texturizada como medida promotora del consumo y de la salud ruminal precoz de las terneras en su proceso de adaptación a la alimentación exclusivamente sólida. El pienso estárter Novalac PRIMA permite maximizar el desarollo precoz de la musculatura ruminal, maximizando el crecimiento de sus papilas a la vez que aporta unos porcentajes de proteína y grasa mínimos necesarios para el correcto desarrollo de la ternera y a una correcta adaptación nutricional en el postdestete. 

Forraje

La presencia de un forraje desde los primeros dias de vida es, a día de hoy, reconocida como una estrategia importante de estimulación del consumo precoz de pienso a través de su contribución a la estabilización del pH ruminal de la ternera joven. Se recomienda el uso exclusivo de forraje picado. 

Instalaciones

Representan el espacio físico en el que las terneras se desarollarán en los tres primeros meses de vida. Es particularmente importante conocer y controlar la temperatura, velocidad del aire y humedad relativa en estos locales.
Es fundamental que las terneras dispongan de una cama confortable y seca, con dimensiones adecuadas y que dispongan de dispensadores adecuados de leche (tetinas), agua, pienso y forraje.

Socialización

Recomendamos la agrupación de los animales lactantes desde la 3ª semana de vida en instalaciones que permitan a los animales expresar sus comportamientos naturales. Esta medida favorece el su control sanitario previo a la agrupación y potencia el consumo de alimento sólido después de esta, mejorando la adaptación de los mismos al postdestete. Además permite reducir el estrés en el momento del destete y la incidencia de patologia respiratoria postdestete.

Documentación de interés
Suscríbase a nuestro newsletter
Reciba las últimas novedades de Nanta en su correo electrónico.
Email